Crónicas UGMEX a lunes 16 de octubre de 2017



El Primer Día

En la Universidad

 

Córdoba, Ver Viernes 26 de agosto de 2014

 

Por: Malitzi Jácome

 

Mi madre me levantó ese día, para mí era algo pesado despertar a esa hora, simplemente quería seguir durmiendo pero ya era el momento. Viví tantos buenos recuerdos como malos, conocí gente en ese tiempo, no compartíamos las mismas ideas pero al menos lo disfrute, ¿Por qué ahora es diferente? Quizá es porque me encontraré con alguien y tengamos las mismas ideas. Bueno, de eso se trata esta etapa ¿no?

 

“Cariño, ven a comer...” Menciona mi madre abriendo de nuevo la puerta de mi habitación. Esboce una pequeña sonrisa, ella sabe muy bien lo que ocurrirá, me prepare muy bien para ir a mi destino lo más pronto posible estaba tan emocionada de llegar al lugar que no tenía palabras para describir lo que siento. Arriba del autobús miraba el paisaje, ese pequeño pero hermoso paisaje. Ya había pasado anteriormente por allí, pero ese día era especial, era único. Antes de llegar encontré a un amigo de la infancia, me pareció increíble ya que tenía tiempo sin saber de él, me comento que su vida ha sido una aventura, ha estado de aquí a allá, era un buen inicio. Al bajar del autobús me pidió intercambiar los números telefónicos y una salida con mis nuevas amistades, sólo reí ante el comentario.

 

Caminando hacia el lugar, miraba alrededor de la ciudad y las calles, estoy a unos escasos metros de llegar y ya me tiemblan las piernas ¿Es normal que pase esto? Reí como si me hubieran contado un chiste buenísimo el cual entendí en ese mismo momento. Llegué a mi objetivo, sonara loco pero, ¿una escuela es tú objetivo? Aunque no lo crean si lo es, pero no es cualquier escuela… es la Universidad. Quien se imaginara que yo llegara a esta “última etapa” aunque claro, fue gracias al apoyo de mis padres y familiares que me permitieron llegar hasta donde estoy ahora, ellos me han enseñado cosas de las cuales estoy infinitamente agradecida, y por permitirme ser la persona que soy. Entro al edificio como si nada, un poco temerosa ya que observo a los alumnos de diferentes áreas dirigir la mirada hacia donde estoy yo, en eso una chica me toma del hombro y pregunta si soy de nuevo ingreso, le dedico una sonrisa cálida y asiento con la cabeza, en cuestión de minutos ella dice “Mucho éxito, disfruta tu vida universitaria que solo se vive una vez en la vida. Nos vemos pronto, y bienvenida” en un abrir y cerrar de ojos sale corriendo a una pequeña aula situada junto a la que me indicaron que me dirigiera, supongo que tenía prisa ya que apenada entro a clase. Me dirijo al salón donde empezaran mis clases, las primeras horas se pasan volando, más porque estudiaras lo que te gusta. En ese momento entra unas chicas, me observan por unos segundos y preguntan mi nombre y si es el área indicada. Sonrió ante su pregunta y comenzamos a entablar una conversación profunda, simplemente me dejo llevar por el día, y eso apenas llegue. Ahora que lo pienso, de algo estoy segura… mi vida no termina aquí, apenas comienza una aventura que quisiera nunca terminase.


El Primer Día en la Universidad
El Primer Día en la Universidad - Alumnos de Psicología UGMEX Campus Córdoba
Fotografía: Tigrán García Zamudio