Crónicas UGMEX a sábado 16 de diciembre de 2017


Observa a tu propio corazón y lo sabrás

H.Córdoba ver a Lunes 13 de Junio del 2016

alejandrazinai

Artículo: Alejandra Zinai

Fotografía: Dante Gebel

Un buen día te topas con ese verdadero amor con el que siempre soñaste y guardaste en tu corazón de quinceañera. Ese que con solo mirarte te derrite el corazón y cada noche querrás irte rápido a la cama para permitirte soñar con ese amor que te moviliza cosas que pensabas que ya no eras capaz de sentir.

Ese hombre que con solo mirarte unos segundos puede desnudarte el alma y dejarte expuesta como a una niña, ese hombre con el poder de derretirte solo con su mirada y que logra estrujar tu corazón con una sonrisa.

La gran pregunta consiste en: ¿Cómo reconocerlo? Y aunque no existe una fórmula mágica para encontrar al hombre de tu vida, de igual modo puedo ayudarte contándote algunos detalles que estoy seguro que te harán muy bien, si tan solo observas tu propio corazón.

En primer lugar, comienza por fijarte en cómo te sientes cuando estás a su lado o piensas en él. El amor te conduce

OBSERVA A TU PROPIO CORAZON Y LO SABRAS
OBSERVA A TU PROPIO CORAZON Y LO SABRAS

a sentirte bien, fuerte, grande, poderosa, espléndida. Y sabes que vas por buen camino cuando el hombre con el que te estás relacionando hace que te sientas así:

1) Llena de energía: Después de pasar un rato con él, o incluso cuando te preparas para verlo, tu cuerpo vibra, tu mente vuela y te sientes ligera, creativa, con ganas de comerte el mundo. Alguien que realmente te ama, no te quita la energía, no te drena, sino que te potencia, te da fuerzas para continuar con tu día y proyectar cualquier cosa que te propongas.

2) Valorada: Él te respeta y lo demuestra con su forma de hablarte y de tratarte. Sientes que puedes confiar en él, deshacerte de las máscaras que suelen ponerse las mujeres para los desconocidos e ir un paso más allá, abriéndole el corazón como nunca lo hiciste con nadie. No tienes nada que ocultar, y tampoco tienes ganas de hacerlo.

3) Atractiva: Es su forma de mirarte la que potencia lo mejor que tienes y hace aflorar tu belleza interior. A su lado te olvidas de cualquier complejo y saca la mejor versión de ti. El verdadero amor siempre te rejuvenece y te hace más bella.

4) Relajada: Cuando estás con él, eres tú misma. No necesitas inventarte un personaje ni pretender que eres distinta. Es más, si lo haces por un momento, el aire se enrarece porque él te quiere tal y como eres. Cuando puedes ser completamente auténtica, es porque estás enamorada de alguien que no pretende cambiarte. Él te ama cuando te enojas, cuando te muerdes los labios, cuando se sonrojas, cuando estás triste, eufórica o cuando te mueres de celos. Podrías hacer un berrinche, y aun así, solo lograrías que él te amé más.

5) Alegre: Porque te hace reír cuando te cuenta cosas. ¡Tanto que cuando vuelves a casa y recuerdas la anécdota que te ha contado, te vuelve a dar risa! Alguien que puede hacerte sonreír o soltar una carcajada, es porque realmente se las arregló para construir un puente que va directo a tu corazón.

6) Libre: Adoras estar o hablar con él y siempre tienes ganas de volver a verlo. Pero no estás ansiosa. No temes que se olvide de ti. Además, él respeta tus planes y no interfiere en tus amistades o tus actividades; solo sabes que estará allí cada vez que lo necesites.

7) Poderosa: La relación con él saca lo mejor de ti porque se interesa por tu vida, tus sueños, tu historia. No se queda en lo superficial, sino que sabe atravesar las barreras y hacerte preguntas muy personales, con las que te ayuda a reflexionar y por lo tanto a crecer. Si te hace pensar en cosas que nunca habías pensado, es porque también logró construir un puente directo a tu mente.

8) Importante: Él te dedica tiempo y toda la atención del mundo; cuando le hablas, sientes como si todo el resto del mundo se esfumara para él, solo importa cada palabra de lo que le dices, y lo que es mejor, las recordará una por una. Cumple su palabra y te llama si dijo que lo haría. Y cuando te tiene delante te demuestra cariño con gestos, miradas, abrazos, siendo tierno, teniéndote en cuenta en todo momento.

9) Espiritual: Cuando más lo conoces, más amas a Dios. En lugar de alejarte de las cosas espirituales, sientes que estás más cerca. Te sientas agradecida y feliz por esta etapa que te toca vivir. Literalmente ilumina tu vida. No te conformes con menos de lo que te mereces.

Recuerda que mientras alguien te grita, hay un hombre deseando hablarte al oído. Mientras alguien intenta humillarte, hay un hombre dispuesto a recordarte que eres una gran mujer. Y mientas alguien te hace llorar, hay un hombre que solo pretende robarte una sonrisa. Solo tienes que saber elegir bien, y para ello, no se trata de saber si el reúne las cualidades del hombre perfecto, sino en cómo te hace sentir. Si le prestas atención a como se siente tu corazón cuando estás con él, es imposible que te equivoques.

Imprimir Correo electrónico